Periodistas en Haiti

Esta es la historia de un vuelo que casi no se realiza, y acabó siendo el único que llegó.

Presidencia del Consejo de Ministros acreditó a un buen número de periodistas para acompañar a Javier Velasquez Quesquén en su vuelo relámpago llevando ayuda a los damnificados del terremoto en Haiti. La cita era en el Grupo Aéreo 8, a las 9 de la noche.

El equipo de América Noticias estuvo puntual, sin embargo y pese a haberlo confirmado varias veces, los nombres de la reportera y el camarógrafo no figuraban en la lista. Uno a uno iban llegando periodistas de otros medios, mostraban sus identificaciones y pasaban a la sala de embarque, pero Angélica Valdés y Carlos Cruz permanecían en la puerta impotentes. El personal de la FAP manejaba otra lista, al parecer emitida por el Ministerio de Defensa.

La PCM aseguró que otro avión partiría hacia Haití a las 5 de la mañana siguiente, los chicos se resignaron y regresaron al amanecer. Para su sorpresa los aviones que debían abordar la noche anterior seguían en la pista, pese a sus intentos ya no pudieron abordarlos y tuvieron que esperar una hora para el siguiente vuelo junto con el Premier. El camarógrafo era el más angustiado pues lamentaba perderse las imágenes que quizás los otros periodistas pudieran registrar al llegar más temprano.

Cuando creían que su suerte ya estaba echada, al llegar al aeropuerto de Puerto Príncipe, se dieron cuenta de que eran el primer vuelo peruano en aterrizar, los 2 aviones que partieron antes que ellos seguían en el aire dando vueltas esperando órdenes.

Más animados empezaron a trabajar, aunque no era mucho lo que se les permitió hacer, por seguridad debían permanecer con la comitiva protegida por los cascos azules. En su breve recorrido grabaron personas deambulando sin rumbo por las calles, buscando comida entre los escombros de las viviendas, ambulancias llevando heridos, mucha tristeza, mucho dolor. Y ellos no podían hacer nada más que registrarlos con sus cámaras para trasmitirle al mundo la terrible situación.

Pensaban que los otros 2 vuelos ya habían aterrizado, pero al regresar al aeropuerto les informaron que fueron obligados a desviarse a República Dominicana por la congestión de aviones. En su avión lograron trasladar buena parte de ayuda y personal médico y de rescate, pero otro lote importante estaba varado en Santo Domingo. No había tiempo para apenarse, la misma congestión que retuvo a esos aviones amenazaba con retenerlos a ellos y debían partir cuanto antes.

Volvieron a Lima a las 9 de la noche, justo para trasmitir sus imágenes desde la Base Aérea, satisfechos por un buen trabajo. (Fotos: Angélica Valdés)

El grupo de periodistas que se había quedado en República Dominicana emprendió el recorrido a Puerto Príncipe por tierra, junto con el resto de la ayuda, y ya está en Haití. Mucha suerte para ellos.

Anuncios

7 thoughts on “Periodistas en Haiti

  1. Pamela Acosta dice:

    Mal que no haya existido coordinación para que la gente de USAR pueda viajar. Y al menos los periodistas van a hacer su trabajo, no turismo. Los leí ambos.

  2. Psicosour dice:

    Leiste esto?:

    “Luego que los miembros del equipo USAR hicieran las coordinaciones respectivas y pidieran permisos en sus trabajos, en una decisión ajena a la voluntad de los bomberos que integran este equipo, han sido prácticamente desembarcados del vuelo para dar prioridad a otras personas.”

    Por otro lado, tu escribes: “Más animados empezaron a trabajar, aunque no era mucho lo que se les permitió hacer, por seguridad debían permanecer con la comitiva protegida por los cascos azules. En su breve recorrido grabaron personas deambulando sin rumbo por las calles, buscando comida entre los escombros de las viviendas, ambulancias llevando heridos, mucha tristeza, mucho dolor. Y ellos no podían hacer nada más que registrarlos con sus cámaras para trasmitirle al mundo la terrible situación.”

    Disneylandia para periodistas: “El camarógrafo era el más angustiado pues lamentaba perderse las imágenes que quizás los otros periodistas pudieran registrar al llegar más temprano.” Dolor humano un cuerno. Mis imágenes!

    Me recuerda a esa nefasta reportera del canal 2 que iba donde los accidentados ensangrentados a preguntarle “Le duele? Pero digame, le duele?”

  3. Pamela Acosta dice:

    Si lees mi blog a menudo – que intuyo lo haces – notarás que critico tanto como tú lo insensibles que nos hemos vuelto los periodistas. Pero también resalto el esfuerzo con el hacemos nuestro trabajo, y los riesgos a los que nos enfrentamos por ello. No es Disneylandia, has pensado en todo lo que pueden estar atravesando ahora? las enfermedades? el peligro de ser asaltados? extraviarse? perder comunicación? morir?. Y finalmente sólo coincido contigo que hacer esas preguntas es nefasto.

  4. servidor dice:

    Pamela, cuánto tiempo. He estado algo ocupado por eso no pasaba por aquí.

    Sabes, yo ya había leído lo de USAR antes de leer tu post y te confieso que lo tenía en mente mientras leía tu relato (<>).

    La sitación en Haití es para mi INIMAGINABLE, no he visto las noticias, he huído de las imágenes… sólo me he dedicado a leer fervientemente la Isla bajo el mar.

    Haití sufre no recién de ahora, desde siempre; Saint Domingué ya era una desgracia, Haití no cambió las cosas.
    El abuso se ha ensañado con esa nación.

  5. luis alberto fallon dice:

    En vez de dos periodistas 140kg + 60kg equipos, no hubiesen sido mejor dos doctores + 60 kg de medicinas?

    Cuantas vidas se han salvado con la visita de estos dos periodistas?

    Yo hubise renunciado a America.

    Saludos de Ib PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s