El kit del periodista

Cuando llegamos a su casa, se trataba de una jovencita con un trastorno mental que le hacía verse a sí misma tan gorda que simplemente dejó de comer hasta casi desaparecer. Cuando salimos, supimos que en realidad sufría de tuberculosis.

Ya era tarde, mi micrófono y yo estuvimos a menos de 50 centímetros de ella, pero que podía hacer, sólo esperar que aquellos atracones de ceviche, chanfainita, papita con huevo y choclo con queso, que suelo meterme  en las esquinas, me esten manteniendo lo suficientemente fuerte para no desarrollar ninguna enfermedad infecto contagiosa.

No tenía como saberlo, no desperté esa mañana pensando “hoy entrevistaré a una tebeciana”. Las comisiones son muy difíciles de prever – como el clima – puedes creer que pasarás una soleada tarde en una conferencia aburrida y acabas en un avión rumbo a Puno para cubrir las heladas, o esa magnífica pedicure en la que gastaste varios soles se puede ir al diablo con un par de horas de marcha junto a la CGTP.

Así es la chamba, y llevar siempre toooodo aquello que pueda ser útil durante la jornada no es sencillo.  Un kit básico para un periodista, además de la libreta y el lapicero, podría contener: casaca, botas de jebe, botas de montaña, jean, polo, capa plástica, gorra, mascarilla de tela, guantes, cargadores de celulares, cantimplora, saco, camisa, corbata, maquillaje, perfume, estampita de San Francisco de Sales, tarjeta laminada con datos de contacto para emergencias, alcohol, algodón, gasa, cinta, hilo, aguja, cuchilla, monedas para el teléfono… y más.

Cuando pienso en ello, envidio al gato Félix.

Anuncios

3 thoughts on “El kit del periodista

  1. Luis Alberto says:

    Pamela,

    si llevas todo eso…
    ¿Harías una nota periodistica de un buen nivel?
    ¿O la imagen lo es todo?

    Es forma, y no fondo.

    Al parecer.

  2. miguel says:

    No te ofendas, pero creo que un diccionario también vendría bien… no es “preveer”, sino “prever”.
    Ahora bien, creo que lo que hace falta en realidad es un manual de que prendas usar y cuales no usar. Por ejemplo: una reportera no debería usar sandalias o zapatos abiertos, corren el riesgo de ir al desalojo de una chanchería clandestina y caminar sobre la basura.
    Tampoco deberían usar faldas o vestidos.
    Jeans, pantalones de sastre y blusas con chaquetas creo que es lo ideal para cualquier comisión. En cuanto a los hombres, no deberían usar polos ni zapatillas.
    Por cierto, hay quienes creen que pueden usar lo que quieran, hace unos días vi a una reportera del programa de Lúcar que, por estar embarazada, se dió la “licencia” de salir en pantalón de buzo… y una gorra…y su entrevista era de noche… (más que fashion evidenciaba lo descuidado de su pelo).
    En fin.

  3. Pamela Acosta says:

    No tanto un diccionario, pero sí un poco de cuidado. Corregido el error, gracias. El código de vestimenta será motivo para otro post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s