La Policía y los medios

Como periodista, quizás el rubro que más he desarrollado es el policial, y me ha tocado observar cada cosa, pero lo que nunca deja de sorprenderme es el comportamiento del policía.

El caso de Wilhen Calero Coronel, declarado muerto por asfixia mecánica luego de una aparente intervención que se salió de control, me hace pensar que hay dos policías, uno frente a los medios de comunicación y otro detrás.

La versión de las autoridades policiales mutó de ser un delincuente a sufrir un ataque de epilepsia, pero no aceptaron que hubo un exceso hasta que salió el resultado de la necropsia y tuvieron que suspender a los 7 agentes que lo intervinieron. La familia incluso los acusó de haberle “sembrado” ketes de pasta para hacerlo parecer un drogadicto, y debo decir esto no me parecería raro.

Los llamados “operativos” a los que se invita a la prensa suelen ser demasiado espectaculares, muy Law & Order, muy CSI. El problema es que el resultado de esos operativos a veces distan mucho de la magnitud del despliegue realizado, tanto así que he sospechado – secretamente – de su verosimilitud, me ha parecido ver siempre la misma bolsita negra con los mismos paquetitos de marihuana en o 2 ó 3 intervenciones distintas, el mismo revólver, el mismo pasamontañas, las mismas soguillas.

Lo que quiero decir es que siento que la Policía – y es una opinión – por aparentar un gran trabajo frente a las cámaras, es capaz de hacer lo que sea; y bueno, los periodistas lo fomentamos, cuanto más gritos, más balas, más sangre, más detenidos, más droga, más armas… más paja.

Hoy me tocó cubrir una de estas intervenciones, eran 3 secuestradores al paso que fingían ser colectiveros para asaltar a sus pasajeras y obligarlas a retirar dinero de los cajeros. Se suponía que era una operación encubierta y no debíamos estar muy cerca para no malograrles la chamba.

No entendíamos muy bien qué iba a pasar cuando de pronto se escucharon 3 disparos, encendimos nuestras cámaras y apuntamos a lo que se moviera. Los 3 tipos ya estaban en el suelo, enmarrocados y la fiscal ordenaba su traslado a la DIRINCRI.

Luego nos pusimos a pensar: esos 3 tipos ya estaban allí hace un buen rato, y  el detenido gritaba – además de su inocencia – que lo trajeron desde otro lugar.

Los colectivos fueron estacionados en la puerta de la sede policial y los camarógrafos aprovecharon para hacer sus tomas. Otro policía se acercó molesto a llamarles la atención porque estaban “malogrando la evidencia” ¡Por favor! ¿Más Law & Order, más CSI? ¡los carros estaban afuera, expuestos a la lluvia, a los golpes de los niños traviesos, a los orines de los perros! ¿Malograr la evidencia? Ese no es un lugar para guardar evidencia.

Y pensar que cuando paso por el centro comercial Lima Plaza Sur en Chorrillos, reniego porque hay una mujer policía bien estúpida que permite que en sus narices, los autos crucen la vía exclusiva del Metropolitano. Quizás debería ponerle una cámara delante para que al menos, “actúe” un mejor trabajo.

Anuncios

5 thoughts on “La Policía y los medios

  1. Renato dice:

    Me parece un poco negativo tu comentario. Si bien la policía muestra deficiencias, creo que este tipo de muestras tratan de ser un poco disuasivos… además como puedes saber que es la misma soguilla la que se utiliza? Tan buen ojo tienes?

  2. ivan bravo dice:

    Mi querida pamelita, siempre es un gusto leer algunas de tus opiniones..
    tienes toda la razon lamentablemente nosotros los reporteros tenemos la cula por ser los tontos utiles de los tontos utiles de laos jefes de mesa, ellos con so pretexto de eso vende y nosotrso mismos con el pretexto de que eso nos piden cometemos esas tropelias, cuantas veces hemos refundido en el descredito a personas que a veces fueron inocentes (recuerdese el lamentable caso de lso ladrones de larcomar) donde fuimos los complices de la policia y de masias y despues se descuartizo mediaticamente a masias, ojo no lo defiendo pero dejo sentado que la prensa tamine tuvo responsabiliadad ahi.
    de cualquier forma debemos encontrar un punto de equilibrio y sobre todo los mismos reporteros evitar caer en las espectacularidades de los operativos policiales…

  3. joise dice:

    Creo que el ser periodista de tan “prestigioso” canal no te da derecho a tratar en tu último párrafo asi a una mujer policía que lo único que hace es cuidar tu integridad física, imaginas que sería de bendito cruce ni hubiera un policía?
    por favor habla con propiedad, bueno asi no sea un pnp, señorita reportera de canal 4.

  4. Pamela Acosta dice:

    Estimado Joise
    Aunque fuera una vendedora de papas en un mercado, tendría derecho a quejarme de la manera que quiera. “imaginas que sería de bendito cruce ni hubiera un policía?” Bueno, con esta misma propiedad te respondo. Y gracias por tus buenos deseos, pero eso no va a pasar.

  5. Guillermo dice:

    De acuerdo con lo de los montajes, no es la forma de demostrar que estén trabajando. Con lo de la policía de tránsito si me parece injusto el calificativo, se entiende que tenga fallas como todo ser humano y que en la horas punta éstas sean mas notorias, pero de allí a darle a la cámara el poder de arreglar las cosas es un exceso. O es que ahora los periodistas tampoco van a respetar a la policía?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s