La defensa del lenguaje: Exposición para PressCamp 3

El 10 de diciembre hicimos una nueva edición de PressCamp Perú en Isil de San Isidro con mucha aceptación. Mi exposición fue sobre defensa del lenguaje y me basé en tres reconocidos lingüistas y periodistas: Alex Grijelmo de España, María Teresa Ronderos de Colombia y Pedro Luis Barcia de Argentina. Mi intención fue reflexionar sobre cómo los periodistas usamos el lenguaje y cómo eso influye en nuestras audiencias. Adjunto el link de Prezi.

“El hombre piensa en palabras, quien conoce pocas palabras, piensa menos” dijo Pedro Luis Barcia, Presidente de la Academia Argentina de las Letras en una entrevista para la revista La autentica defensa de Buenos Aires. Al pensar sobre esto me pregunté si los periodistas pensamos menos porque usamos pocas palabras, pero en realidad creo que el problema es que los periodistas usamos siempre las mismas palabras. Las razones pueden ser variadas, como la inmediatez que exige trabajar en formato digital, las restricciones que nos impone Twitter con sus 140 caracteres, o incluso flojera.

Para demostrar que los periodistas usamos las mismas palabras, elaboré dos notas comunes y corrientes a manera de plantillas, una sobre un accidente de tránsito con muertos y otra sobre un incendio. Tras leer las plantillas, comenté que es usual después de una larga jornada de haber trabajado hasta 5 comisiones, que los periodistas se pongan ‘en modo automático’ y terminan escribiendo un texto preprogramado, como si simplemente llenaran los espacios en blanco de un formulario.

Barcia continuaba diciendo en esta entrevista que existe “pobreza en materia de recursos de expresión”, y que “es importante que en una democracia la gente esté habilitada para hablar, porque puede hacer sus reclamos, sus denuncias… El otro recurso que queda es la violencia; lo que no se dice con las palabras sale con un sopapo”. Me pareció sumamente preciso ahora que observamos varias protestas en diferentes partes del país pues lo que más se reclama es la falta diálogo para resolver los conflictos ¿Están las personas habilitadas para hablar, para hacer sus reclamos, o estan utilizando el otro recurso, la violencia?.

Lo que me motivó a hacer la exposición son las decenas de correos electrónicos de personas que hacen denuncias y piden ayuda. Muchas de esas comunicaciones son incomprensibles, como la que presenté como ejemplo, justamente por la pobreza en recursos de expresión de la que hablaba Barcia. Confesé que me daba mucha pena tener que responderles con un “Disculpe señor, no entiendo su denuncia”. Considero que toda denuncia merece ser atendida, pero qué complicado cuando llega en esas condiciones ¿Por qué sucede esto, podemos los periodistas hacer algo?.

María Teresa Ronderos fue la conductora principal de un curso online que llevé hace un tiempo en el Centro Knight para el Periodismo en las Américas, ‘Editores en Tiempos de Internet’. En una de sus presentaciones explicó que “en la riqueza del lenguaje está la clave de la sociedades democráticas” y agregó un tema central: “Las palabras sostienen las ideas”. Al igual que Barcia, Ronderos nos demostró que las sociedades se ven afectadas por la manera en la que emplean el lenguaje, “La pobreza del lenguaje se refleja en la pobreza de ideas” decía ella, “cuánto más rico el lenguaje, más ricas las ideas”, y aquí viene lo esencial “un pueblo con ideas complejas no es fácil de manipular”.

Para ilustrar este punto puse como ejemplo a un hombre que trataba de explicar porqué acudió a una manifestación a favor del segundo vicepresidente Omar Chehade. ¿Fue esta persona manipulada? No digo que sí, pero la pobreza de su argumento parecía indicar que no se preocupó por informarse sobre la causa que supuestamente defendía, o quizás somos los periodistas responsables, quizás no le estamos dando la información suficiente y de la manera adecuada.

Quizás no somos tan responsables, porque ¿De dónde venimos? De la escuela, por supuesto, pero antes de eso de nuestra casa. Barcia resaltaba la importancia de recuperar las viejas sobremesas caseras, en las que con el televisor apagado chicos y grandes conversaban, debatían y lo mas importante, argumentaban, es decir ponían a funcionar su cerebro para encontrar las mejores palabras que sostuvieran sus ideas. Pregunté a los asistentes a PressCamp si eran profesores de escuelas, institutos o facultades, y les trasmití mis respetos, sobretodo si eran de primer ciclo. En esas aulas hay claros ejemplos de comunicadores del futuro que no saben pronunciar una frase tan simple como ‘ya pues profesor’ ¿Cómo pedirles entonces que argumenten sus posiciones sobre un determinado tema?

¿Y a dónde vamos? Pues a esto, a un alcalde que cree que el homosexualismo es una enfermedad y que puede adquirirse bebiendo agua contaminada con estroncio. Un ciudadano con pocas ideas, tomará decisiones menos meditadas, como elegir autoridades también con pocas ideas, ideas equivocadas y ridículas.

Según Ronderos, los medios deben:

  • Contar lo que está pasando y por qué pasa .
  • Darle al ciudadano información confiable que le ayude a tomar decisiones.
  • Informar con especial interés sobre lo que pasa en los poderes de manera transparente.
  • Ofrecer espacios de debate, construcción, crítica.

¿Y de qué hay que defender al lenguaje?

  • De los extranjerismos innecesarios.
  • De los lugares comunes. Dantesco incendio, ingirió un potente raticida, fue un ajuste de cuentas, los familiares protagonizaron dolorosas escenas, las calles se tiñeron de sangre, el prontuariado delincuente, los amigos de lo ajeno, etc.
  • De las muletillas. Todo parece indicar, para nadie es un secreto, cabe señalar, hoy por hoy, qué duda cabe, nunca imaginó, efectivamente, etc.
  • De las jergas coloquiales, policiales, judiciales, médicas. El cuerpo fue encontrado de cúbito dorsal, los peritos hicieron la prueba del luminol, tenía un traumatismo en la zona lumbar, en su declaración testimonial, etc. En este punto revisamos una nota publicada en el diario La República sobre los restos óseos de niños encontrados en Cusco y que se pensaba que eran de extraterrestres.
  • De las frases pomposas que pretenden ser elegantes y solo complican el discurso. “En el marco de la reunión realizada a nivel estudiantil”, mejor sería “En la reunión de estudiantes”.
  • De las cursilerías. “Las lágrimas de este pobre angelito no hacen más que expresar el enorme dolor que la partida de su compañera de juegos ha dejado en su pequeño corazón.”

Alex Grijelmo es un gran defensor del idioma, de hecho su libro más recomendado es ‘Defensa apasionada del idioma español’, además es presidente de la Agencia de Noticias EFE. “Con las palabras pensamos, y ellas son los embriones de las ideas. Si tienes muchas palabras, tienes muchas ideas y puedes construir mundos” señaló en una entrevista para El Periódico de Guatemala. “El lenguaje es la herramienta del periodista”, decía Grijelmo, y como cualquier herramienta que nos sirve para hacer una determinada tarea, el lenguaje debe cuidarse y mantenerse. Agregaba que “el lenguaje es el instrumento de la inteligencia: todo lo que pensamos lo pensamos con palabras y según es de grande nuestro léxico, así puede ser de grande nuestro pensamiento”.

A Grijelmo le preocupa que al usar todos aquellos términos de los cuales debemos defender al lenguaje, acaben por hacerse parte de nosotros. “Toda esa palabrería” como la llama, es peligrosa porque el periodista la usa sin reflexionar, y sino reflexiona sobre lo que escribe o dice, se vuelve fácilmente manipulable.

¿Qué hacer? Mi recomendación final: Dudar de cada palabra que escribimos, pues su significado puede ser muy distinto de lo que pensamos y no encajar en nuestro discurso. Podríamos estar usando un adjetivo exagerado para lo que tratamos de explicar, y terminamos malinformando a nuestras audiencias.

Grijelmo, decía en otra entrevista en el 2009 que “expresarse bien da más credibilidad, con un vocabulario más rico y más preciso y con una sintaxis bien asimilada, se razona mejor y por tanto se convence más”. Sin embargo considero esto un arma de doble filo (Disculpando el lugar común), porque quienes hablan más bonito, son luego los que convencen a señores como los que protestaron a favor de Chehade, o los que votaron por el alcalde Huarmey.

Anuncios

2 thoughts on “La defensa del lenguaje: Exposición para PressCamp 3

  1. actvservidor dice:

    A veces, cuando leo los periódicos locales, me pregunto seriamente: ¿Cuánto de literatura conoce un periodista, o cuánto será necesario que conozco?

    Digo, hay clichés demasiado evidentes… pero que ellos repiten y repiten.

    Una práctica sencilla sería esa: leer más y de calidad.

    saluos!!

  2. Vladimir dice:

    Me gustó tu presentación de prezi, abordas puntos claros, y estimulas para mayor investigación, es cierto: “hay que dudar de cada palabra que se escribe (esté bien escrita)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s