¿Este post es azul con negro o blanco con dorado?

¿Decepcionado? Te entiendo, es exactamente la misma sensación que tengo cada vez que caigo en un clickbait, un titular creado maléficamente por gurús del SEO para atraer más usuarios a sus sitios webs y que hoy inundan las redes sociales.

Tranquilo, no te sientas mal, yo que me considero una persona entendida en estos temas tampoco he podido evitar la curiosidad y les he dado click para luego romperme la cabeza de rabia al no encontrar lo que esperaba. Lo sé, es frustrante.

El término es relativamente nuevo pero describe una vieja estrategia de marketing, que felizmente ya está siendo castigada por Facebook. La traducción literal sería “carnada de clicks”, y es exactamente lo que hace: apelar al sentimiento, a la curiosidad, al morbo para “pescar usuarios” mientras nadan tranquilamente en el océano de Internet.

Son fáciles de detectar (pero aun así picamos). Su principal característica es la imprecisión, todo lo contrario a lo que me enseñaron en periodismo. Y allí radica su éxito, porque con la promesa de encontrar algo sorprendente, conmovedor y útil, consiguen su objetivo. El problema es que muchas veces estos clickbaits se quedan en eso, en promesas.

Titulares como “Su hija estuvo a punto de sufrir un terrible accidente. Lo que hizo su madre te sorprenderá”, “Si no has visto a este anciano bailar reguetón, no has visto nada” o “Este es sin duda el vestido más feo del mundo ¡y no creerás quién se lo puso!” abundan en la red, todos muy atractivos pero lo que hay en su interior dista mucho de ser contenido de calidad.

No obstante debo diferenciar el clickbait engañoso y barato del que se utiliza para atraer usuarios a informaciones importantes pero que de otra forma no tendrían la visibilidad que necesitan (como este post). Un mecanismo que aplican muchos medios de información serios como consecuencia del exceso de data irrelevante en la red. Una guerra por la atención del usuario en la que lamentablemente han tenido que entrar y utilizando las mismas armas.

Medios usando titulares como “Todo lo que necesitas saber sobre el caso Oropeza pero no te atreves a preguntar por miedo a las granadas” o “Una científica está trabajando en una manera revolucionaria de combatir el cáncer, e incluye burbujas” son ejemplo de que no solo es admisible la utilización de estos ganchos en los titulares, sino indispensable cuando se trata de noticias que de verdad importan. Lo demás es negocio.

Anuncios

3 thoughts on “¿Este post es azul con negro o blanco con dorado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s