¿Por qué voté por Ángela Villón para el Congreso?

Como la mayoría de mujeres de mi generación, recibí una educación muy conservadora. Cuando niña aprendí lo que se consideraba bueno o malo en función de lo socialmente aceptado o rechazado, y dentro de esas lecciones se encontraba lo que significaba ser “una mujer decente”.

Ser una mujer decente era no mostrar mucha piel al vestir, no decir palabras soeces, no jugar deportes rudos, no tener demasiada cercanía con hombres que no fueran de tu familia o tu pareja, estudiar y trabajar en un sector reconocido… basicamente no ser “escandalosa”, no llamar la atención, no quebrar “el orden natural de las cosas”.

Sin embargo, poco a poco, a medida de que iba creciendo y me relacionaba con diferentes tipos de personas, fui aprendiendo que ser “una mujer decente”, en el sentido en el que la sociedad te decía que debía serlo, era en realidad un instrumento para evitar nuestro propio desarrollo, pues qué duda cabe que a lo largo de la historia, han sido “mujeres escandalosas” las que han logrado las más importantes conquistas sociales para nuestro género.

¿Y qué tiene que ver esto con votar por una prostituta como congresista? Pues mucho. Verán, al ser “mujeres decentes” supuestamente la sociedad debía retribuirnos con respeto, sin embargo los miles de casos de acoso sexual, violaciones y feminicidos nos demuestran que ser “decentes” no nos ha protegido de nada. A los agresores les da igual si usas una túnica o una minifalda, si juegas fútbol o bailas ballet, si vociferas ajos y cebollas o si recitas poesía, si eres soltera o casada, si eres física nuclear o prostituta. Igual te acosan, igual te violan, igual te matan. Y valgan verdades, a la sociedad también le da igual, porque cuando denunciamos casi siempre terminamos siendo nosotras las culpables por “despertar el instinto animal del hombre”.

Lo que proponía Ángela Villón no era sólo una reforma legislativa para regular el trabajo de las servidoras sexuales, era una revolución social que a mi juicio es muy necesaria.

Quienes cuestionaron su candidatura no conciben que una mujer que no encaja en su concepto de “decente” tenga la capacidad de ocupar una curul en el Congreso, pero Villón no es una prostituta cualquiera, es una “escandalosa” de nuestro tiempo, como antes lo fueron las sufraguistas. Es una prostituta orgullosa de su trabajo y jamás ha escondido su oficio. Ello la pone en ventaja pues la visibilidad que ha obtenido la ha usado como tribuna para reclamar por sus derechos, que ya es bastante más de lo que hacen otras “mujeres decentes”. Además se ha preparado siguiendo cursos en el Perú y el extranjero sobre temas de prevención de VIH SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual. Su campaña ha sido muy osada, es cierto, y ha explotado justamente esa sexualidad que la desborda, pero es lo que prometió y es lo que cumplió de forma transparente desde el inicio: libertad sexual.

Como estudiante de sociología empiezo a entender cómo se producen los cambios sociales. Algunos a lo largo del tiempo hasta que los ciudadanos se acostumbran a ellos y los adoptan con naturalidad. Otros, cuando son impulsados por la presión de grupos vulnerables, y estos cambios así se vuelven ley.

Nuestro ordenamiento jurídico no penaliza la prostitución, las personas son libres de intercambiar sexo por dinero. Lo que se penaliza es el proxenetismo, el cafichaje, es decir el abuso que terceras personas hacen de estas mujeres que, justamente por vivir marcadas por el estigma de la “indecencia”, no encuentran protección por parte del Estado cuando, por ejemplo, un cliente va más allá de aquello por lo que ha pagado, la golpea, la viola, y esa mujer luego no puede recurrir a una comisaría para poner una denuncia.

Es por eso que en este caso se necesita impulsar el cambio social a través del derecho. No podemos seguir esperando a que la sociedad madure lo suficiente para aceptar naturalmente que las mujeres somos libres en todo sentido, libres de vestir lo que queramos, de andar con quien queramos, de trabajar en lo que queramos, incluso de prostituta, y que esa libertad debe ser respetada.

Si la sociedad reconociera a las prostitutas como prestadoras de servicios como lo pueden ser los gasfiteros, si ellas tuvieran la posibilidad de acceder a salud, al sistema de pensiones, a créditos, a integrarse a la formalidad declarando sus ingresos y pagando sus impuestos, estaríamos un pasito más adelante en la lucha por la igualdad y contra la violencia de género. Qué pena que Villón no logró una curul, aún así espero que alguno de los congresistas electos acoja su propuesta, porque si la sociedad respetara a las prostitutas como a mujeres decentes, respetaría a TODAS las mujeres.

Anuncios

14 thoughts on “¿Por qué voté por Ángela Villón para el Congreso?

  1. Jorge dice:

    Buen articulo y estoy de acuerdo con el contenido pero las ultimas lineas , ese deseo creo que no prosperará ya que este congreso a la luz de los resultados de la eleccion será mucho mas conservador que la anterior

  2. Lidia Sanchez dice:

    Un país que ha votado por el continuismo corrupto y dictatorial demuestra su oscurantismo,incapaz de imaginar siquiera un modelo de vida democrático, donde la Sra. Villòn tendría justamente un lugar. Me impresionó su convicción y claridad de ideas,cierto el escàndalo,es la màs bella expresión de rebeldía y eso jamàsno podrà entenderlo quien vive encadenado

  3. Jorge solano dice:

    Es una lastima para el pais que esta hermosa mujer no este en el congreso ,espero que pueda lograrlo mas adelante.

  4. César Augusto dice:

    Pamela si soy tu seguidor ed xq me atraes mucho y cómo periodista no mucho pero no soy irresponsable con mis mujeres mi novia y mi hija xsiacaso. pero no me importa q en el congreso sea mujer u hombre q trabajen yo vote x luciana y Mercedes me gusto lo q ofreció tu candidata pero se elegía solo a dos………

  5. Hoover Hozema dice:

    YO TAMBIÉN VOTE POR ANGÉLICA, POR LA DIGNIDAD DE UNA SOCIEDAD HIPÓCRITA Y SOBRE TODO POR LA LIBERACIÓN MENTAL DE LA SUCIA CONCEPCIÓN DE LO QUE SIGNIFICA UNA MUJER DECENTE///////

  6. enrique valverde dice:

    Pensar q la prostitucion moral existe en el congreso x años.ya es tiempo q la mentalidad del hombre debe cambiar la protituucion moral y etica se ve a diario con funcionarios corruptos y nosotros seguimos votando x ellos yo hibiera querido darle una oportunidada la sra. Villon pa la.proxima sera fuerza

  7. Dodino Estabin Cabrera Carignano dice:

    Estamos contigo Senora Angela,su trabajo es muy necesario en la Sociedad.

  8. Pamela Acosta dice:

    Hola César, si solo me sigue porque le atraigo, entonces no me siga por favor. Le felicito que sea responsable con su novia y su hija. Finalmente, si se refiere a que votó por Luciana León y por Mercedes Araoz, pues no se podía votar por congresistas de diferentes partidos, así que lamento decirle que ha viciado su voto.

  9. Sigifredo Orbegoso dice:

    BUEN ARTÍCULO, PROPIO DE GENTE CULTA DE NUESTRA ÉPOCA Y QUE PIENSA COMO GENTE DEL 1ER. MUNDO. EN EUROPA HE VISTO QUE LOS PROBLEMAS DE LAS TRABAJADORAS SEXUALES SE TRATA EN T.V. CON REPRESENTANTES DE TODOS LOS PARTIDOS POLÍTICOS Y DEL GOBIERNO, MÁS -OBVIAMENTE- LAS REPRESENTANTES DEL GREMIO Y SUS ASESORES. EN EL PERÚ HAY MUJERES “DECENTES” QUE NO LES IMPIDE PONER CUEROS A SUS MARIDOS Y FIGURAR EN LAS PÁGINAS SOCIALES DE LOS DIARIOS.

  10. Gabriela dice:

    Excelente artículo. Apoyo tu opinión al 100% . Felicitaciones por abrir tu mente y no vivir reprimida como la mayoria de peruanos que hemos crecido con ese pensamiento tan cucufato.

  11. Anónimo dice:

    Buen comentario.El problema de la Señora Villón fue que no tuvo espacios para dar a conocer sus propuestas y esto es debido a los prejuicios y al machismo que impera en nuestra sociedad,a los varones desde niños nos forman con ciertos paradigmas,en donde la mujer es el ser débil que hay que proteger e indirectamente el hombre es más fuerte y ´por ende superior.Cargamos también la formación religiosa que en la práctica relega a la mujer y no la deja desarrollarse(a pesar que tiene igual y hasta mejor capacidad que los varones)en las actividades económicas diarias.Esto es muy triste por que yo me doy cuenta de esta situación y en la vida diaria he adoptado actitudes machistas que no he podido superar.Es un problema de formación que viene de familia.Saludos señora Villón le deseo suerte y mi solidaridad hacia su persona.

  12. Miguel Angel Vargas Garcia dice:

    Era la oportunidad para debatir el tema de las trabajadoras sexuales pero lamentablemente a la señora Villón no le dieron pantalla para exponer sus ideas.Esto es parte de la doble moral que ejercen los grupos de poder,todos los días en la TV a la mujer la promocionan como objeto sexual,pero tratar un tema de interés nacional no lo permiten.Mi solidaridad con la señora Villón.

  13. Anónimo dice:

    Hubiera hecho mucho más q cualquier disque hijos de la plata.., perdón quise decir de la patria…upsss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s